Eco

La arquitectura también quiere ser sostenible

By marzo 20, 2020 No Comments
Arquitectura sostenible Vertisol

Como ocurre en muchas esferas de la vida, la sostenibilidad ha llegado para quedarse. Nos ha cambiado la forma de vivir. Nos ha enseñado a ser más respetuosos con el planeta. Y además, nos ha recordado que aún no es tarde para construir el futuro que soñamos: un futuro donde las personas y la naturaleza están más unidos que nunca. En Vertisol no solo soñamos. También nos esforzamos cada día para construirlo. Uno de nuestros pasos más importantes ha sido innovar para conseguir nuestros tejidos Cradle to Cradle de Vertisol. Son tejidos 100% reciclados fabricados a partir de botellas de PET reciclado. Además, detrás de cada tejido hay una historia que contar. En el caso de SeaPlanet FR un porcentaje de esas botellas son recogidas del fondo del mar, porque si el mar es de todos, todos podemos hacer algo por él. En Pledge FR, otro de nuestros productos, encontramos un porcentaje del tejido está compuesto de PLA, extraído de fuentes reutilizables como la remolacha. La innovación no tiene límites cuando se alía con la sostenibilidad.

Pero sabemos que podemos hacer mucho más. Este es el camino que tomamos para el 2020, un año en el que seremos testigos de la revolución de la arquitectura para ser más eficiente y hacernos más conscientes. Y es que en el futuro, la arquitectura será sostenible o no será.

Son muchos los países…

Que se apuntan al urbanismo más eficiente. Según el último informe del World Green Building Trends 2019, Noruega, Irlanda, Canadá, Brasil y Australia lideran la arquitectura sostenible en el mundo. Desde hace años, han cambiado el enfoque a la hora de construir, preocupados por el uso de los recursos naturales, de la energía y, sobre todo, del impacto medioambiental de los humanos. Por ejemplo, Elm Park Green Urban Quarter en Dublín, es un complejo residencial que incluye un hotel, clínica privada, oficinas, residencias, centro de conferencias, estudio de baile, estudio de ocio cafés, restaurantes y espacios de rendimiento al aire libre. Todos están orientados a disminuir el uso de energía y aumentar la densidad de personas. Por su parte, Canadá está desarrollando en un plan de acción llamado Greenest City 2020. El objetivo es ser la ciudad más verde del mundo en 2020.

Gracias a la arquitectura sostenible, la conciencia ecológica llega a los ciudadanos para que disfruten de las ventajas de una edificación moderna, cómoda y respetuosa con el entorno.

¿Reconoces la arquitectura sostenible?

En Vertisol, el respeto por el medioambiente es uno de los valores que guía nuestro trabajo y queremos que sea también, un tema para reflexionar contigo e incluso para inspirarnos. Pero, antes de nada, es importante que tengamos claros cuáles son los requisitos que debe cumplir un edificio para que sea sostenible. 

  • Legalidad: Los proyectos deben ajustarse a la legislación vigente. Para ello, es pertinente cumplir con los requisitos que el municipio exija ante la ejecución de cualquier proyecto arquitectónico. 
  • Eficiencia energética: El objetivo es reducir el consumo energético mediante la autogeneración de energía natural (como los sistemas de paneles solares, drenajes y jardines verticales). 
  • Construcciones ligeras: Los materiales ecológicos (como la madera y el hormigón reciclado) y sustentables (paneles de captación energética y sistemas de drenajes) son claves en la arquitectura sustentable. 
  • Perdurabilidad: La gestión de los recursos energéticos garantiza un menor deterioro de las infraestructuras. A diferencia de la arquitectura convencional, no se requieren grandes inversiones para su conservación. Además, se reducen los niveles de toxicidad generados por el desgaste de las construcciones.
  • Reciclaje: Muchos de los materiales de construcción de estas obras son reciclados, y provienen del aprovechamiento de residuos mineros e industriales. Asimismo, se utilizan aislantes y pinturas libres de sustancias químicas.

Innovación y diseño sostenibles

En Vertisol fabricamos nuestros propios tejidos, que no solo son ecológicos debidos a sus componentes, sino también porque las propiedades de los tejidos mejoran la eficiencia energética de los edificios. Así ayudamos a las empresas a reducir su consumo de energía y minimizar el impacto en el medio ambiente. Por ejemplo, las telas de protección solar Vertisol:

  • mantienen la temperatura interna de las habitaciones y
  • proporcionan una mayor comodidad visual;
  • como resultado, se reduce directamente el consumo de energía.

Para terminar el artículo, te proponemos un viaje. ¿Conoces el edificio verde más alto de Europa? Se trata de La Torre Astro en Bruselas. Construido en el año 1974, ha sido rehabilitado recientemente por el estudio Lamela y ya es todo un hito en eficiencia energética, a pesar de sus 113 metros y 41 plantas. En concreto, Torre Astro reduce el consumo de energía hasta en un 90% y rebaja el gasto de calefacción en un 60%. Si tienes vértigo, tal vez no sea el mejor destino pero merece la pena ver la sostenibilidad desde las alturas.

Leave a Reply